Diamantes

El Diamante es un producto de la naturaleza de un valor altísimo, si tenemos en cuenta su precio respecto a su tamaño o peso.

Además, su valoración es complicada porque, así como en el oro su precio es único y el valor de una cantidad sólo está en función de su peso, el valor de un diamante depende de cuatro variables (peso, color, talla y pureza), lo que complica mucho su valoración y hace que un diamante igual a otro en tamaño (peso) pueda valer mucho más, hasta 10 y 20 veces más, que el segundo.

Además de su valor, este producto tiene unos márgenes altísimos, porque el precio que se paga por ellos en joyería es muy superior al coste que éstas han tenido que asumir para obtenerlos.

Si a Vd. le han cotizado algún diamante, habrá podido comprobar que le han ofrecido un importe muy bajo, incluso ridículo, comparándolo con el importe que Vd. habría desembolsado por él.

Esto anterior sucede por tres razones: 1.- Porque el margen tan alto que pagó en joyería lo perdió en el mismo momento en que compró su diamante.
2.- Porque cuando se lo re-compra un profesional, éste lo introduce en el mercado (normalmente en el extranjero), donde volverán a re-tallarlo y certificarlo (operación muy costosa) para que puedan llegar a ser comprados otra vez por un joyero. Esta operación es costosa, además de intervenir varios intermediarios en el proceso, hasta que el diamante vuelve a comprarse por un joyero.
3.- Porque la valoración de un diamante es complicada y el primer intermediario de este proceso, quien se lo va a comprar a Vd., normalmente si no es un buen entendido, se lo va a pagar más barato que podría porque tiene miedo a pillarse los dedos, cuando se lo re-compren a él, por si ha sobrevalorado la calidad del diamante.

En nuestro local contamos con el instrumental y personal preparado para poder valorar bien los diamantes.

Una buena valoración de la calidad de un diamante y disponer de los contactos apropiados a nivel internacional para venderlos a un precio justo, asegura si el local trabaja con un margen de beneficios adecuado y no se dedica a especular con un cliente, el poder ofrecer un precio competitivo, notablemente superior al precio que en muchos otros sitios pagarían.

Diamantes